¿Lubricantes sintetizados o aceites tradicionales?

Los aceites sintéticos siguen obteniendo mucha popularidad, gracias a las propiedades de mejor performance que, para muchos usos, salen victoriosos en los más relevantes costos por caja. El incremento en la exigencia de varios países, así mismo se favorece de los requisitos ambientales y de protección de los trabajadores.
Por lo general los consumidores retoman la discusión “del producto de origen mineral frente a aceites lubricantes artificiales“. En ocasiones, es cosa de un empleo de organización global de la exigencia; otras veces es sencillamente para afianzar que la instalación está consiguiendo el mayor valor de ciclo útil factible. Animamos dicha cuestión y nos encontramos encantados de auxiliar a los conocedores a “hacer las matemáticas” tomando en cuenta su historia específica, para que puedan ejecutar las más correctas decisiones.
Los engrasantes minerales se diferencian sustancialmente de los lubricantes de base sintética en cuestión de lo que tienden a conseguir, lo que se precisa para que trabajen correctamente y su composición. El crudo natural es una mezcla de hidrocarburos. De hecho posteriormente de un refinado agresivo a base de disolventes, centenas de compuestos inorgánicos, al ismo tiempo que componentes orgánicos de oxígeno, azufre y nitrógeno se quedan. Todos estos son singularmente problemáticos, en tanto que posibiliten la oxidación y el crecimiento de ácido, y promueven la aglomeración de bolutos, especialmente en trabajos de altas temperaturas.
Las diversas partículas de aceites lubricantes de refinación así mismo tienen formas diferentes, lo que hace que las zonas lubricantes sean anormales a grado molecular. Las desigualdades producen fricción que incrementa los requerimientos de energía, acrecenta el desgaste y reduce el performance.
En contraste, los engrasantes sintéticos son creación ingenieriles, preparados por reacción de sustancias químicas a todo lo largo de uso preciso de compresión y calor a una fórmula detrminada de elementos. Todos los ingredientes son de muy alta clase, con fuertes acoplamientos de moléculas. El resultado es, el fruto ultimo es un aceite de mucha pureza, considerablemente menos frágil a oxidarse, enormemente resistente a la fractura, y muy similar en tamaño molecular. Esta similitud de medida molecular evita que los artificiales se congelen cuando se siente mucho frío, o se hacen más líquidos en los momentos en que sube mucho la temperatura, así que las características de protección del compuesto son más predecibles. Las moléculas atiborradas diseñadas mediante el transcurso sintético son también no hidrófilas, por lo que no se disolveran, ni producirán subproductos que no sirven, en zonas de elevada humedad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s